sábado, julio 24, 2021

"Anomia", mirada a la corrupción política

 

De izq. a dcha: Elías González, Cándido Gómez, Eugenio Amaya, Mª Luisa Borruel, Pablo Bigeriego, Quino Díez   Foto: mai saki

"Anomia" ("Conjunto de situaciones que derivan de la carencia de normas sociales o de su degradación...Trastorno del lenguaje que impide llamar a las cosas por su nombre" según la RAE), escrita y dirigida por quien firma, se estrenó el 25 de septiembre de 2012 en la Sala de la Princesa del Teatro María Guerrero, sede del Centro Dramático Nacional. La programó Ernesto Caballero en su temporada inaugural como director del CDN. En el prólogo al texto de la obra publicada por el CDN, escribió Ernesto: "Anomia es una obra excelente, descarnada, intensa, demoledora... Situaciones vigorosas en un sugerente espacio de representación: ese sótano, de tanta elocuencia dramática. Esa heroína sui generis defendiendo con uñas y dientes su puesto en la lista electoral, es un personaje diestramente construido, cargado de potencialidad teatral. Anomia es un gran texto que está pidiendo a gritos una puesta en escena a su altura". Decisión valiente porque ya se sabe: los políticos que tutelan la actividad teatral en este país son seres susceptibles, tolerantes en teoría, pero recelosos en la práctica. Y "Anomia" trataba sobre la corrupción política en el ámbito local con todos los ingredientes para levantar ampollas y generar desafecciones. No fue así en el caso del CDN y los responsables del INAEM de aquel entonces. 

"Anomia" narra los esfuerzos de una concejala de urbanismo de una capital de provincias por apalancarse en su cargo a pesar de estar implicada en un escándalo de corrupción. El alcalde del municipio, un joven concejal en alza, un comisario político llegado desde Madrid y su propio marido intentan convencerla para que dimita. Duelo de titanes, fuego amigo cruzado, presiones y revelaciones. Evocando los prolegómenos de aquella feliz experiencia, escribí en nuestro blog las sensaciones durante el proceso de ensayos y me cito a mí mismo para no ceder a las trampas de la memoria: "La idea de 'Anomia'... surgió en el 2008. Fue a raíz de la difusión en los medios de comunicación de las transcripciones de las escuchas policiales a políticos y personajes imputados en casos de corrupción urbanística. ¡Qué lenguaje! La jerga de la corrupción en estado puro, la ausencia de escrúpulos, el expolio descarnado de lo público en todo su esplendor, la versión moderna del patio de Monipodio, nuestra propia Corte de los Milagros cuyo modus operandi legaremos a las futuras generaciones."


"...el impulso fue ponerme delante del ordenador y teclear una historia que sirviera de metáfora de la corrupción político-urbanística a nivel local sin dejar que se agotara el sentimiento de urgencia. Los diálogos grabados a los encausados marcaban el tono y servían de guía a las motivaciones de los personajes de ficción que se iban materializando en la gestación de la obra..."

foto: mai saki

"A la felicidad del primer instante (tras ser programados por el CDN) sucedió el sentimiento de responsabilidad y es aquí donde el autor del texto cede protagonismo al director y los actores. Es la ley del proceso de ensayos. Sólo sirve lo que funciona. Como director de un espectáculo siempre llega un momento en que aparecen fricciones con los autores amigos. Gracias a la confianza mutua y al éxito del resultado final en anteriores experiencias, se consigue limar asperezas y superar las discrepancias. En este caso, por primera vez en mi carrera, el autor y el director confluyen en una misma persona: yo. El doctor Jekyll y Mr. Hyde en la sala de ensayos. Difícil equilibrio."

foto: mai saki

"Como director, hay que ser implacable. Lo que manda es la acción dramática. Aquello que parecía funcionar sobre el papel, resulta a veces superfluo, ilustrativo, reiterativo. O bien, el desarrollo de los ensayos invita a ampliar momentos que ofrecen oportunidades insospechadas. Sobre todo, cuando los actores empiezan a consolidarse en sus respectivos papeles. A la postre, son ellos los que mejor llegarán a conocer los movimientos internos de los personajes. Interesante travesía creativa no exenta de obstáculos, pero enormemente enriquecedora cuando las cosas cuajan. El objetivo es atrapar al espectador y conseguir que se sumerja en la experiencia que plantea la obra sin que decaiga su interés en ningún momento. Las dudas y certezas se suceden unas a otras y, tras el estreno, el proceso de creación no se detiene. La presencia del público es un ingrediente más que contribuye a pulir detalles, fortalecer debilidades, aquilatar hallazgos. Es lo que tiene el teatro. Es un ente vivo que respira cada noche y que brilla gracias al juego de los intérpretes porque 'Anomia' es fundamentalmente eso, texto y actores." Hasta aquí lo escrito en 2012, año del estreno de "Anomia".

foto: mai saki

El reparto: María Luisa Borruel, Elías González, Quino Díez, Pablo Bigeriego y Cándido Gómez. El equipo técnico-artistico: Javi Mata (iluminación), Koke Rodríguez (sonido), Pepa Casado (caracterización), mai saki (fotografía), Jorge Moraga (ayudante de dirección), Manuela Vázquez (producción ejecutiva) y Eugenio Amaya (dirección). Agradecimientos eternos a la Residencia Universitaria Hernán Cortés, sede de los ensayos. 

foto: mai saki

La acción de "Anomia" se desarrolla en el sótano de un edificio municipal durante un acto institucional. El decorado: una mesa y seis sillas. La Sala de la Princesa del Teatro María Guerrero está situada en el sótano del edificio que, décadas antes, albergaba la cafetería del CDN, lugar de encuentro de profesionales del noble arte de la farándula. Al fondo, a la derecha del público, hay una puerta que comunica con el resto del edificio. Cada vez que se abría para la entrada y salida de los actores, nos llegaba el murmullo sonoro del acto institucional recreado magistralmente por Koke Rodríguez. 

foto: mai saki

La consigna a los intérpretes era "no quedar bien y salvarse" para encajar en el universo de lo "políticamente correcto". No se trataba de comentar desde fuera el comportamiento de los corruptos. Se trataba de ser los corruptos, seres humanos con sus cualidades y miserias, sus contradicciones, sus afanes y ambiciones. Y, por lo visto, se consiguió. Escribía Toni Polo en eldiario.es: "...la buena labor de los actores nos hacen pensar que estamos viendo a los políticos corruptos, no ya a los intérpretes." Parece fácil, pero no lo es. El proceso de ensayos y las representaciones sucesivas en contacto cercanísimo con el público consiguieron que el reparto profundizara en sus motivaciones y que sus respectivos personajes alcanzaran una credibilidad casi insoportable.






fotos: mai saki

La andadura de "Anomia" en la pequeña Sala de la Princesa arrancó con poco público, pero a medida que se iba corriendo la voz y aparecían las críticas laudatorias que pueden leer pinchando aquí, empezó a animarse el patio de butacas y creo recordar que la última semana actuamos a teatro lleno o casi. El recorrido que tuvo la obra podría haber sido mayor, pero ¿de qué sirve quejarse? Estuvimos un mes en el Teatre Tantarantana de Barcelona. Poco público hasta la última semana, pero muy buenas críticas y entusiastas y conmocionadas felicitaciones de los espectadores asistentes. Acudimos a la Feria de Teatro de Ciudad Rodrigo donde recibimos una cerrada ovación con el público y programadores puestos en pie, pero entre estos últimos recibimos comentarios que mezclaban los halagos con frases como: "Está muy bien, pero a ver quien tiene narices de programarla"..."me ha encantado, pero si la programo, al día siguiente estoy en la calle. Mi alcalde está imputado". 



"Anomia" fue candidata a los Premios Max 2014 en las categorías de Mejor autoría teatral y Mejor empresa o producción privada de artes escénicas. Agradecimientos a quienes nos programaron: muy pocos teatros de la Red de Teatros de Extremadura, Unidades Móviles de la Consejería de Cultura extremeña (Francisco Blanco sustituyendo a Pablo Bigeriego), Sala Guirigai (los Santos de Maimona), Elorrio (Txano), Alcalá de Guadaira (Juana Sánchez Montero), Teatro Circo Murcia, Teatro de la Estación y Teatro del Mercado de Zaragoza, entre algún otro. Nunca sabremos si el escaso interés de los programadores por esta obra que funcionaba con el público, recibió excelentes críticas y trataba un tema de actualidad con capacidad demostrada de conectar con los espectadores, se debió a nuestra condición de compañía periférica con poco peso específico en el panorama teatral nacional (a pesar de que se trataba de una coproducción con el CDN con el apoyo de la Consejería de Cultura de Extremadura) o a algo más complejo e inconfesable.

"Anomia" arrancaba nuestra tercera década de actividad y se puede decir que, a pesar de una cosa u otra, lo hacíamos con buen pie. Al fin y al cabo, es un privilegio poder dedicarte, aunque sea a trancas y barrancas, a lo que te ilusiona y te ayuda a vivir. Y hacerlo a lo largo de tres décadas. No caben lamentaciones. El objetivo es seguir remando, hacer viables los retos asumidos y disfrutar en el intento. Si lo desean pueden ver la obra completa  en una grabación realizada por Jorge Montaño en el Teatro López de Ayala de Badajoz. Pinchen aquí.

Eugenio Amaya

Aran Dramática

sábado, julio 17, 2021

Fin de década: "En casa en el Zoo" de Edward Albee

 

Foto: mai saki

Nuestra segunda década de actividad teatral llegaba a su fin y, siguiendo con nuestra predilección por el pequeño formato, se nos ocurrió conmemorar el 50 aniversario de un clásico contemporáneo, "La Historia del Zoo", de Edward Albee, estrenada en Berlín en 1959, antes de aterrizar en la cartelera del Off Broadway neoyorquino que la catapultó a la fama.

Propusimos a nuestro colega y no obstante amigo, Pablo Bigeriego, reciente fundador de su propia compañía, Rechipé Teatro, la posibilidad de colaborar y abordar juntos esta ilusionante iniciativa, compartiendo riesgos y satisfacciones y Pablo se apuntó sin titubear. Nos puso en contacto con los artistas Miguel Ángel Castro (Mikelo) quien se hizo cargo del diseño de cartel y espacio escénico y Tutxi Rodríguez (Tutxi) que asumió la composición musical y el diseño de proyecciones y animación digital. El resto del equipo: Chema Rojas que ya había colaborado con nosotros en "Tejas Verdes", se ocupó de la realización audiovisual junto a José Luis Riaño. Javi Mata (iluminación y concepto artístico), Koke Rodríguez (banda sonora), Pepa Casado (caracterización) y María Luisa Borruel y Manuela Vázquez (producción). La dirección de escena, a cargo de quien firma. La versión del texto de Albee se la encomendamos a nuestro habitual acompañante en estas lides, Fermín Cabal.


No tardamos ni un segundo en configurar el reparto: Elías González en el papel de Jerry, Pablo Bigeriego, Peter y Elena Sánchez que ya había colaborado con nosotros en la gira de "Los Cañones", Anne, pareja de Peter, personaje que se hacía visible a través de una proyección. Dejemos que Merche Barrado en un reportaje del Periódico Hoy, nos cuente de qué iba la historia: "Dos hombres, Peter y Jerry, dialogan en Central Park. El uno es el típico ciudadano medio de las encuestas, satisfecho de su vida, en la que su esposa acaba de introducir una brutal dosis de inquietud. El otro es un hombre de verbo fácil, un provocador, un revolucionario que intenta agitar las aguas de la conciencia del primero...Jerry un hombre joven...va a poner en cuestión todo lo que Peter representa." 


Para optar a los derechos de la obra original, había que incluir un preludio que Albee había añadido con posterioridad en el que Anne y Peter dirimían sus diferencias conyugales. A esto, el autor norteamericano lo llamó "En Casa en el Zoo". El resto del texto permaneció tal cual fue representado en la época de su estreno. Dos personajes entablando una conversación en un parque que se convierte en un duelo de valores enfrentados, reproches, insinuaciones y sarcasmos, confesiones incómodas, fabulaciones alucinadas, deseos reprimidos y violencia verbal y física. Había que escarbar a fondo, desnudar el alma y seguir las pautas de un texto crudo, poético y profundamente inquietante. Albee en estado puro. 


Foto: mai saki

Para situarnos en el contexto espacial de la obra, iniciamos los ensayos en el parque de La Alcazaba de Badajoz y, luego, para explorar con mayor intimidad los pasajes más comprometidos emocionalmente, nos trasladamos al patio interior de nuestra sede de entonces en el Casco Antiguo de Badajoz donde compartíamos el espacio de creación con el equipo técnico-artístico. Os podéis hacer una composición de lugar echando un vistazo al "Así se hizo" en este enlace


Para situar la obra en la atmósfera adecuada, recurrimos con Javi Mata a otra obra de Albee, la versión cinematográfica en blanco y negro de "¿Quién teme a Virginia Woolf?", dirigida por Mike Nichols. Javi se encargó de orientar al equipo técnico-artístico para conseguir el espectro cromático del espectáculo. La referencia a la película servía también de homenaje a los impulsos estéticos del gran autor norteamericano y a la década prodigiosa de la cultura escénica estadounidense.




El proceso de ensayos fue de una gran intensidad emocional, formal y expresiva. Elena, en su intervención grabada, cumplió a la perfección. Pablo, en el papel del hombre que reprime su mundo interior tras una fachada de ciudadano respetuoso de las normas sociales vigentes, bordó el difícil desafío de escuchar atentamente en escena y reaccionar a la palabrería y el furioso vendaval retórico que, progresivamente, se le venía encima. Por último, Elías González puso todo su talento y recursos expresivos, conocidos y desconocidos, al servicio de Jerry, alter ego del autor aunque éste lo negara en sus entrevistas (una investigación exhaustiva de la biografía de Albee nos proporcionó datos que nos ayudaron a aproximarnos a la complejidad emocional del personaje). El trabajo de Elías fue premiado con el Premio Jara a mejor actor extremeño de 2009.

Foto: mai saki

"En casa en el Zoo" se estrenó en el Festival de Teatro y Danza Contemporáneos de Badajoz en octubre de 2009. Realizó varias funciones en la Red de Teatros de Extremadura, en La Nave del Duende de Casar de Cáceres y en la Muestra Nacional de Teatro "Espiga de Oro" de Azuqueca de Henares. Miguel Murillo, director del Festival de Badajoz y del Teatro López de Ayala escribió: "El Festival de Teatro de Badajoz tuvo la fortuna de ofrecer a su público uno de los momentos más intensos que se recuerdan en cuanto a la calidad de interpretación de dos actores sobre un escenario. Me refiero a la escena del banco del Central Park en la que Pablo Bigeriego y Elías González, Peter y Jerry en 'En casa en el Zoo' de Albee, luchan soterradamente por un pedazo de territorio. ¡Cuánta sabiduría teatral! ¡Cuánta madurez interpretativa!...los aficionados que esa noche asistían a este espectáculo, se vieron, nos vimos sorprendidos por algo que difícilmente olvidaremos. Pero hay más. 'En casa en el Zoo' es una obra de teatro redonda, un ejercicio teatral que desde el tremendo inicio al final inesperado, pasando por el humor, la ironía, el miedo, la inseguridad, los recelos...atrapa al espectador y le introduce a ser protagonista del espectáculo que más le interesa: sus propias dudas. Excelente dirección de Eugenio Amaya, más que excelente interpretación de la pareja de actores: Pablo Bigeriego y Elías González, sin olvidarnos del magistral trabajo técnico de Mikelo, Tutxi, Javier Mata, Koke Rodríguez y Pepa Casado que consiguen que el espectador pueda seguir paso a paso hasta la decadencia que oculta por virutas de maquillaje nos ofrece Ann, la esposa de Peter interpretada por Elena Sánchez. Concatenación de medias verónicas teatrales dignas de los mejores maestros."


Foto: mai saki

José Manuel Villafaina reseñó el espectáculo en Artezblai: "De los espectáculos extremeños lo mejor corrió a cargo de Arán Dramática/Rechipé Teatro, con 'En casa en el zoo', de E. Albee, un trabajo riguroso de recreación teatral con el soplo vital de Eugenio Amaya que completa ingeniosamente el texto original del autor americano, poniendo en tela de juicio una visión más actualizada del conflicto ideológico entre los dos personajes protagonistas. Un trabajo desnudo centrado en la palabra que cobra vida -en cada uno de los matices- a través de tres interpretes formidables: Elías González (Jerry), Pablo Bigeriego (Peter) y Elena Sánchez (Ann, en la pantalla)."


Por último, Carlos Gil Zamora que asistió a la Muestra de Teatro Extremeño en Cáceres 2009, opinó: "Preciosista, medido, de gran exigencia interpretativa, con una dirección muy al servicio de la profundidad de lo tratado, sin concesiones externas, es el que ofrecen en unión temporal las compañías Aran Dramática junto a Rechipé Teatro, partiendo de una versión de Fermín Cabal de la obra de Edward Albee, ‘Historia del zoo’ hace de 'En casa en el zoo' un trabajo de gran entidad, casi un ejercicio actoral, con un alto nivel de exigencia."


La UTE Aran Dramática-Rechipé Teatro llevó a buen puerto, sin asperezas ni sobresaltos, un proyecto homenaje al teatro de los 60 norteamericano con resonancias europeas, propias de la época. Inclasificable Albee al que se le asociaba a estilos que, en aquel entonces, surgían con ímpetu en el panorama teatral internacional (Teatro del Absurdo, Pinter, Beckett, etc.). Independientemente de las consideraciones formales, la obra de Albee conservaba y conserva una visión áspera y corrosiva de las relaciones humanas, invitando a todo el que se acerque a su mundo a echar el resto y comprometerse a fondo con la esencia de sus planteamientos. Este montaje puso fin a nuestra segunda década de actividad profesional-artística. Si lo desean, pueden ver el espectáculo completo tal cual se estrenó en el Festival de Badajoz, pinchando en este enlace.

Eugenio Amaya

Aran Dramática

sábado, julio 10, 2021

Las delicias del pequeño formato

Lo mejor del pequeño formato es que, sin depender de apoyos institucionales en la fase de producción, puedes llegar a acuerdos con los artistas y técnicos implicados, y escenificar lo que resuelva tu inspiración para luego difundirlo como buenamente se pueda. Te ahorras someter tus inclinaciones artísticas y preocupaciones temáticas al criterio inescrutable de los tribunales que reparten las bondades presupuestarias de la administración. Desde 2004 al 2006 ejercimos de librepensadores escénicos con tres proyectos: "Manual del perfecto trepa" de Miguel Murillo, "Dicen que es una secta pero todos tenemos tarjeta de compra" de Ana Rosa Alegre y la ópera bufa "La Serva padrona" de Pergolesi.

El "Manual..." de Murillo planteaba sin cortarse un pelo los mecanismos de ascensión social, económico-políticos que resplandecían en una sociedad anclada en los usos y costumbres de la picaresca, el servilismo y el medraje carente de escrúpulos. En aquella época el panorama teatral nacional se desentendía de estos temas y hacía la vista gorda a la ola de desmanes que se había instalado en el ruedo ibérico y que corroía los comportamientos individuales y colectivos. Instinto de supervivencia. Era más prudente no levantar polvareda ni provocar a los que manejan los hilos. Como si no pasara nada. 

Matilde (la trepa) nos cuenta en tono corrosivo su ascenso a las alturas desde sus orígenes humildes a través de un relato pletórico de recomendaciones, diagnósticos lúcidos y punzantes de las debilidades humanas que hay que saber detectar y sacarles partido, servirse de ellas para eliminar competidores, utilizar y manipular a quienes ostentan la capacidad de tomar decisiones importantes, los influyentes, traicionar cuando lo requieren las circunstancias y trepar hasta la cumbre. Como vulgarmente se dice, no toma prisioneros. Si quieren disfrutar de una muestra de lo que fue este desahogo teatral, pinchen aquí. En el empeño participaron Félix Méndez (imagen), Javi Mata (iluminación), Koke Rodríguez (sonido), Pepa Casado (caracterización), Manuela Vázquez, producción y quien firma estas líneas, dirección.

"Dicen que es una secta..." surgió de una casualidad. Durante un ejercicio de interpretación en los ensayos de "Los Cañones", Ana Rosa recurrió a un texto breve escrito por ella que le serviría para utilizarlo en las pruebas de ingreso a la escuela de teatro de la región. Nos pareció que el texto superaba la categoría de "ocurrencia" y le sugerimos que lo ampliara y convirtiera en monólogo teatral. Ana Rosa hizo un curso de escritura dramática con Miguel Murillo y se puso a escribir la versión extendida de su propuesta inicial. El monólogo trataba sobre las vicisitudes de una estudiante universitaria que trabaja en unos grandes almacenes para cubrir sus necesidades vitales. Era una llamada de atención sobre los efectos del llamado "trabajo basura" y las presiones familiares que coartaban la libertad individual de una generación sometida a la precariedad laboral y la ausencia de un proyecto de futuro. Se estrenó en el Centro de Ocio Contemporáneo de Badajoz (el COC de Asun Sánchez y Ricardo Utrera) y tuvo un recorrido en la región gracias a la Dirección Gral. de la Juventud de la Junta de Extremadura. Iluminación y sonido, Koke Rodríguez. Producción, Manuela Vázquez. Dirección de escena, quien firma.


Posteriormente, gracias a lo que podríamos denominar un golpe de fortuna, un segmento de "Dicen que es una secta..." se emitió en el programa cultural de la 2 de TVE, La Mandrágora, al que enviamos un video del estreno en el COC y suscitó el interés del director del programa, Rafael Herrero. En palabras de Guerrero: "Me llamó la atención la frescura de la propuesta y el hecho de que una compañía seria como Aran Dramática de la que conocía sus espectáculos 'Medea' y 'Tejas Verdes', protagonizados por una actriz fascinante, María Luisa Borruel, lanzara al ruedo a una autora y actriz novel como Ana Rosa con un monólogo divertido e inteligente que no recurría a los latiguillos trillados tipo Club de la Comedia...Ana Rosa es muy buena comunicadora, ofrece una teatralidad de actriz carente de los vicios al uso y tiene un enorme potencial a la vez que transmite una gran frescura expresiva. Me gustó la limpieza y sencillez del montaje".


Por último, nos atrevimos con un divertimento que nos sacaba de nuestro ámbito puramente teatral. En Badajoz, el panorama musical es extremadamente rico y cantera de notables intérpretes surgidos del Conservatorio Superior de Música donde la enseñanza es impartida por un profesorado internacional de primer nivel. Coincidí con la soprano Celia Sánchez del Río mientras ejercíamos de miembros del jurado del Concurso de Murgas del emblemático Carnaval de la ciudad y surgió la idea de hacer algo que aunara nuestras respectivas capacidades y disciplinas artísticas. Celia sugirió la ópera bufa "La Serva Padrona" de Giovanni Battista Pergolesi, reunimos un equipo y nos pusimos a ello.


El reparto estuvo compuesto por Celia (soprano), Manuel Antonio Torrado (bajo) y Pablo Bigeriego (actor). La música en directo, a cargo del Batalyaws Ensemble (Juan Manuel Cabeza y David Montes, violinistas y Soledad Arroyo, violoncello) y Vicente Antúnez, continuo. Iluminación y sonido, Koke Rodríguez. Caracterización, Pepa Casado. Dirección de canto, la eminente cantante lírica y profesora María Coronada Herrera. Producción, Manuela Vázquez. Dirección escénica, Eugenio Amaya.


"La Serva..." se estrenó en el Festival Internacional de Teatro y Danza Contemporáneos de Badajoz dentro de la programación de "El Casco a Escena" amenizando la entrega de premios a los ganadores del concurso de Escaparatismo Teatral. Posteriormente, se representó en el prestigioso Festival Ibérico de Música de la ciudad e hizo una pequeña gira patrocinada por la Diputación de Badajoz. Fue una experiencia divertida que hizo las delicias del público allí donde se representó. Antonio Ortiz, escribió en el periódico Hoy: "...inteligente y ameno ejercicio de virtuosismo interpretativo...Todo encaja a la perfección en esta pequeña obra maestra."


Cuando hay afinidad humana y artística se produce el milagro de la creación sin aditamentos extemporáneos y sin batallas de egos que perturben el proceso creativo. Todo el mundo al servicio del proyecto y de su propia vocación. Es lo que tiene el pequeño formato. Facilita las opciones y te regala libertad.

Eugenio Amaya





sábado, julio 03, 2021

"Tejas Verdes": el horror


Se acercaba el 30 aniversario del golpe de Estado de Pinochet en Chile y un buen día cayó en manos de Maria Luisa Borruel un artículo de prensa sobre un personaje que había pasado de la militancia activa contra la dictadura a, tras un espeluznante calvario de torturas y degradación al ser capturada por la policía política del régimen golpista, convertirse en delatora colaboracionista y asesora especializada en quebrar la voluntad de los torturados. El artículo fue el germen de "Tejas Verdes", nuestro espectáculo sobre los acontecimientos que sucedieron al derrocamiento de Salvador Allende el 11 de septiembre de 1973. Quien escribe nació en Chile y, mucho antes de los hechos históricos que narra la obra, había emigrado a USA y cursaba estudios de Sociología en la Universidad de California en Berkeley gracias a una beca de mediofondista.


Como le comentaba en 2005 a la periodista Veronica San Juan en la revista Cierto Pez que pueden leer aquí, "...yo viví el golpe de Estado en Berkeley y por supuesto que me conmocionó, a pesar de que no participé en el fervor ni en las turbulencias del gobierno de la Unidad Popular. Mi conciencia política era más bien epidérmica y ecléctica, ligada al movimiento contra la guerra de Vietnam, pero sin una fuerte carga ideológica...Con posterioridad no sentí una gran responsabilidad directa con el tema. Era evidente que ya había suficientes artistas ocupándose de él, mejor cualificados que yo, y que muchos de ellos habían vivido los acontecimientos de primera mano. No obstante, una visita fortuita a la página memoriaviva.com me estremeció. Los testimonios allí recogidos, las cartas personales, los recuerdos, las fotos de los desaparecidos y desaparecidas mirando fijamente a la cámara despertaron en mí el impulso para desarrollar lo que luego terminó siendo la obra "Tejas Verdes", nombre de un centro de detención y torturas de la dictadura pinochetista. Pedimos autorización a los responsables de la web para utilizar su material y empezamos a forjar el proyecto.


Las aventuras creativas más enriquecedoras son las que se desarrollan sin límite de tiempo, sin la espada de Damocles de una fecha de estreno inminente. Así fue con nuestra "Tejas Verdes". Una vez tomada la decisión de "hacer algo", nos propusimos hacerlo a través de un monólogo que no nos sometiera a las servidumbres de depender de otros y plantearlo desde las leyes de la creación y no de la economía. Todo el proceso de preproducción, gestión administrativa y producción ejecutiva estuvo a cargo de Manuela Vázquez. Nos sumergimos con María Luisa en un proceso de investigación que parecía no terminar nunca. Documentales como "La batalla de Chile" de Patricio Guzmán, "La flaca Alejandra" de Carmen Castillo, "El último combate de Salvador Allende" de Patricio Henríquez quien, desde su exilio en Canadá, nos cedió generosamente imágenes de su película para utilizarlas en el espectáculo, los archivos sonoros de Interferencia Secreta que incluían audios de comunicaciones entre golpistas durante el golpe, etc. 




Además del material audiovisual, seleccionamos la bibliografía más representativa de una extensísima oferta que recogía análisis político-geoestratégicos, reseñas periodísticas, testimonios de primera mano, reflexiones literarias y también las apreciaciones del "otro bando", el de los vencedores. Recabamos impresiones de amigos y familiares chilenos con simpatías y experiencias a cada lado de la brecha político-social. Elegimos las referencias de Internet más exhaustivas (nuevamente nos viene a la mente el portal memoriaviva) y nos pusimos a estudiar, tomar notas y elegir el material que pudiera resultar más relevante para el fin que nos proponíamos, la obra de teatro. Y empezaron a aparecer personajes. No uno, varios.




Apenas filtrada la información, se procedió a prescindir de lo accesorio que nos sirvió para tener claros los conceptos políticos y la dimensión humana del enfrentamiento civil que condujo al golpe de Estado. Enviamos la documentación más pertinente a Fermín Cabal, una vez que accediera a convertirse en cómplice de lo que se suponía iba a ser una larga travesía creativa y acordando que todos los personajes que derivaran de la escritura dramática serían interpretados por María Luisa Borruel. Escribe Fermín en el texto de la obra publicado por Ñaque Editora: "La compañía Aran Dramática, de Badajoz (España), que dirigen Eugenio Amaya y María Luisa Borruel, me pidieron una obra que narrara una experiencia de un ser humano bajo tortura, y Eugenio, que nació en Chile, me sugirió que situara allí la acción de la obra. Él mismo me envió, vía email, miles de páginas con informaciones, testimonios, discusiones, etc, sobre estos hechos. Descubrí entonces un fenómeno sorprendente: la dictadura chilena ha generado una enorme masa de información a través de la Red, que constituye, a través de numerosísimos testimonios personales, una interesantísima literatura que desborda el género documental, para deslizarse hacia el testimonio, la memoria e incluso la lírica. Ante ese material, a veces de extraordinaria calidad humana y artística, y siempre conmovedor, he sentido una extraña sensación de ansiedad: ¿qué podría hacer yo para ayudar a esas voces que se esforzaban por hacerse oír...? Y este texto es la respuesta a esa pregunta".

Una vez acordados los personajes que compondrían el relato (Desaparecida, Doctora colaboracionista, Enterradora del Cementerio Gral. de Santiago, Abogada de Pinochet y Delatora), Fermín eligió a "Colorina", una desaparecida, para que sirviera de hilo conductor y, a través de su presencia y ausencia a la que los demás personajes aludían a lo largo de la obra, se fuera construyendo la historia. Mientras Fermín escribía, María Luisa Borruel y quien escribe estas líneas, empezamos a improvisar buscando los modos y maneras de cada personaje, su habla, su comportamiento físico, sus ritmos, sus sentimientos, su aura (en el caso de Colorina), sus motivaciones, justificaciones y mundo emocional e ideológico. Suspendimos los ensayos para preparar y estrenar "Agripina" en el Festival de Mérida en 2002 y luego volvimos a la carga con renovados bríos. Ensayos en el Teatro López de Ayala (gracias, Miguel Murillo) y en la Residencia Universitaria Hernán Cortés (gracias, Emilio Vázquez). 


                        Foto: Félix Méndez


                       Foto: Enrique Rodríguez


A medida que nos iba llegando el texto de Fermín, el trabajo de creación de cada personaje se iba haciendo más específico. Las exigencias emocionales, imaginativas y formales para la actriz eran inmensas. El peligro era sentimentalizar o estereotipar a los personajes, dejarse llevar por lo externo o por las afinidades ideológicas y lo políticamente correcto. Había que encontrar el "tono" justo, la dimensión humana y poética más allá de lo evidente. El texto de Fermín lo conseguía. Poco a poco, María Luisa, también. Decíamos en la entrevista de Cierto Pez: "Siempre hemos apostado por un teatro de impacto o reflexión social, pero sin desdeñar aspectos formales ni caer en el paternalismo ni el panfleto. Lo interesante para nosotros es la experiencia humana, las contradicciones, la zona gris de los comportamientos tanto individuales como colectivos. No queremos adoctrinar pero tampoco hacer la vista gorda a lo que ocurre a nuestro alrededor."


De igual manera había que situar a los espectadores que no estaban familiarizados con los hechos (el público joven) en el contexto histórico adecuado. Aprovechando el material audiovisual que se nos había cedido y los audios a los que habíamos tenido acceso, invitamos a jóvenes creadores de Badajoz con los que habíamos trabajado en "Los Cañones" y otros que se incorporaban al equipo por primera vez, para elaborar proyecciones con un prolijo, paciente, creativo y brillante trabajo de montaje de audio a cargo de Koke Rodríguez. En el montaje de imágenes trabajaron Chema Rojas y José Alberto Martín. Nuestra recordada y querida Victoria Morejón grabó una sonata de violín de Bach que sirvió de música de fondo a un tapiz visual de los desaparecidos. El compositor e intérprete Javato nos cedió una de sus canciones (guitarra, David Carbonell y percusión, Antonio Valdés) para servir de telón de fondo sonoro a una de las proyecciones y nuestro amigo y muchas veces colaborador, el fotógrafo Félix Méndez, aprovechando que estaba en el reparto de "Amloi" (coproducción del Teatro del Silencio, Samarkanda y Karlik) de gira en Chile, nos regaló un reportaje gráfico que, a petición nuestra, había realizado en el Cementerio General de Santiago, lugar de trabajo de uno de los personajes de la obra, la Enterradora (María Luisa y yo pasamos días en el Cementerio Viejo de Badajoz que, a pequeña escala, evocaba las características del de Santiago). Las imágenes de Félix mostraban la estructura clasista de la sociedad chilena, incluso después de la muerte.





Las proyecciones utilizadas al principio del espectáculo y entre cada escena nos servirían también para facilitar el paso de un personaje a otro. Éste era el tiempo del que dispondría María Luisa para cambiarse los detalles de vestuario, retocarse el maquillaje a la vista del público y, lo más importante, colocar el cuerpo, el alma y la voz en el sitio preciso que requería el siguiente personaje a interpretar. Si no hubiéramos dispuesto del tiempo necesario en los ensayos, ésta habría sido una empresa imposible. Se consiguió.

    Foto: Enrique Rodríguez

Un espectáculo teatral es la suma de un esfuerzo colectivo en el que cada componente cumple una función estratégica para aquilatar el resultado final. Como es bien sabido, uno de los componentes fundamentales es la iluminación. Aquí hace su aparición Javi Mata, colaborador desde el año 2000 en casi todos los proyectos de Aran Dramática. La sensibilidad artística y meticulosidad técnica de Javi se adaptaron a la perfección a los requisitos minimalistas del espectáculo. Cada personaje era arropado en su particular deambular por el espacio escénico según las atmósferas requeridas, sin estridencias, delicada y expresivamente.

Foto: Enrique Rodríguez

"Tejas Verdes" se estrenó oficialmente en la Casa de Cultura de Miajadas el 13 de diciembre del 2002. Posteriormente, se representó en el Teatro López de Ayala de Badajoz, la Red de Teatros de Extremadura, el Teatro de la Estación en Zaragoza, la Muestra de Autores Españoles Contemporáneos de Alicante, el Séptimo Encuentro Anual de La Valldigna (Valencia) organizado por el Instituto Internacional del Teatro del Mediterráneo de José Monleón, el Centro de Ocio Contemporáneo (COC) de Badajoz, la Sala Triángulo de Madrid (hoy, teatro del Barrio) y un mes de representaciones en el Teatro La Grada de Madrid. 




On the road: Eugenio Amaya, Koke Rodríguez, María Luisa Borruel y Javi Mata


Una de las preocupaciones de María Luisa era resultar creíble en cuanto al acento chileno. Yo no le servía de mucho puesto que, tras larga ausencia de mi país de nacimiento, mi acento era una especie de híbrido apátrida. María Luisa estudió los documentales y los audios como una posesa y, por lo visto, consiguió lo que se proponía. El eminente crítico de El País, Eduardo Haro Tecglen, en la última crítica que publicó antes de su fallecimiento, escribió: "(El monólogo de Fermín Cabal) está escrito con la vehemencia contenida de este autor y dicho por la actriz chilena María Luisa Borruel...Tiene una voz muy buena para esto, y sus actitudes son comedidas dentro de lo que la tragedia permite. Muy buena actriz." En ABC, Juan Ignacio García Garzón, opinaba: "María Luisa Borruel encarna admirablemente a todos esos personajes que convergen en uno en una interpretación intensa y sin fisuras." En el Heraldo de Aragón, Fernando Andú, decía: "Trabajo interpretativo cuyo éxito radica en asumir de forma convincente a todos y cada uno de los personajes que aparecen de manera que resulten, además de creíbles, sinceros. María Luisa Borruel conmueve y emociona..." Enrique Centeno, uno de los críticos más prestigiosos de su generación (DEP) recogía el efecto del espectáculo en los espectadores. "Al sentimiento del autor y de la actriz, se une la cuidada dirección de Eugenio Amaya. El público no solamente aplaudió insistentemente, sino que salió del espectáculo casi en silencio." Efectivamente, los espectadores manifestaron su parecer en la plataforma Atrápalo.


Elementos a añadir relacionados con esta aventura, fueron la presentación del libro de "Tejas Verdes" editado por Ñaque Editora, ex-librería La Avispa. Tuvo lugar en el sótano bajo el escenario del Teatro López de Ayala con presencia del autor. La presentación corrió a cargo de Miguel Murillo, director del teatro y colega de Fermín Cabal en su faceta de autor dramático. También invitamos al artista pacense y licenciado en Bellas Artes de la Universidad de Salamanca, Juan Ramón Fernández, a realizar una instalación en el emplazamiento donde se presentó el texto. Esta instalación era la expresión artística de las sensaciones que el texto de “Tejas Verdes” produjo tras su lectura al artista pacense. Robert Shaw, adaptador de "Tejas Verdes" al inglés, leyó el texto escrito por la directora francesa Arianne Mnouchkine para el Día Mundial del Teatro. María Luisa, por su parte, leyó un fragmento del texto de Fermín.


El otro elemento, aún más espectacular fue el estreno de la obra en Londres, dirigido por Thea Sharrock y protagonizado por varias actrices que asumirían los distintos papeles de la obra y que recibió excelentes críticas. El texto de "Tejas Verdes" se ha representado por medio mundo en múltiples idiomas. A su vez, Fermín reescribió la obra y dirigió con éxito una nueva versión, estrenada en la Sala Nueve Norte de Madrid.


"Tejas Verdes" surgió del asombro espeluznado ante el terror provocado por una dictadura con apoyo social. En la obra hablan las víctimas y los ejecutores y sus cómplices. Se oyen los argumentos de unos y los padecimientos de otros. Interpretados por la misma actriz que se multiplica y extrae de su bagaje emotivo y expresivo las herramientas emocionales que conmueven al espectador y lo dejan sintiendo y reflexionando en silencio tras la representación. Si quieren ver la obra completa, grabada en el Teatro La Grada de Madrid por Enrique Rodríguez, pinchen aquí.

Eugenio Amaya